El pasado viernes, el ex presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), Alberto Hernández, murió.

Nacido el 19 de febrero de 1933 en La Habana, Hernández se caracterizó por su liderazgo y profundo sentido de la justicia, según explica Horacio García, su amigo y compañero de lucha.

Fundador de la FNCA y uno de los líderes más reconocidos del exilio cubano tuvo tres pasiones en vida: su familia, la medicina y la libertad de Cuba, dijeron sus familiares.

Remedios Díaz Oliver, miembro del CLC dijo que Hernández era “un hombre legítimo y bueno de verdad. “Posiblemente es el más patriota que haya conocido. En muchas ocasiones utilizaba sus propios recursos para ayudar a otros cubanos recién llegados al exilio. Era un hombre responsable y ético como pocos”


La congresista Ileana Ros-Lehtinen calificó al anticastrista a través de un tuit como “un luchador incansable para la libertad y democracia en Cuba”

Ninoska Pérez, una reconocida periodista cubanoamericana, lamentó la pérdida de Hernández y lo calificó como “un patriota, amigo y mentor”.

Los servicios se realizarán el martes 20 de junio en Caballero Rivero Funeral Home, en 8200 Bird Rd, y se celebrará una misa en Church of the Little Flower, en 2711 Indian Mound Trail, Coral Gables, el miércoles a las 11 a.m. Informó el Nuevo Herald.