Autoridades de las oficinas encargadas de la seguridad en aeropuertos y aeronaves informaron que varias personas pasaron por un punto de detección de metales sin vigilancia en una terminal del John F. Kennedy, en New York y, aunque a tres de ellos le sonó la alarma, abordaron el avión sin ser sometidos a una segunda revisión.


Según medios de prensa, el hecho ocurrió el pasado 20 de febrero y se sabe que al menos once pasajeros cruzaron por ese puesto de control que estaba abierto y sin vigilancia. La policía fue avisada dos horas después y pudo identificar e interrogar a tres de los sujetos, quienes viajaban a California.

Las autoridades portuarias informaron que la falla de seguridad no ha traído consecuencias mayores y que continuarán trabajando con otras oficinas federales en la identificación y localización de los ocho restantes.