Faulkner Plastics en Hialeah inicia producción de protectores faciales para el coronavirus

Una fábrica en Hialeah ha cambiado su producción para comenzar a fabricar máscaras y protectores faciales que se puedan usar en los centros médicos como protección ante el coronavirus.


Ante la escasez de suministros médicos en los centros hospitalarios, los directivos de Faulkner Plastics han decidido ayudar mientras se mantienen abiertos y aun pueden hacer uso de algunos de sus empleados.

En un reportaje especial de 7News el vicepresidente Joseph McCabe dijo que decidieron ayudar al ver la crítica situación que atraviesan los profesionales en el campo de la salud y el riesgo que supone para todos la escasez.

«Estoy viendo esa necesidad», dijo McCabe. «Voy a casa todos los días, y casi todos los fragmentos de las noticias nacionales, la escasez de EPP. Seguí viendo estos protectores faciales en todos los socorristas y trabajadores médicos de primera línea, y dije: «Eso es PETG. Tengo 250 hojas en stock en este momento. ¿Por qué no puedo hacer eso? «

McCabe y su equipo idearon un prototipo de careta. Está hecho del mismo material que una botella de refresco de 2 litros. Dijo que es seguro de usar, y que se puede limpiar y desinfectar y usar con otro equipo de protección.


«Los protectores faciales son importantes para preservar la máscara N95 y hacer que duren más, ya que hay una escasez de esos», dijo a 7News.

Los empleados de McCabe ya han cambiado la producción para hacer los caretas.

Las mismas serán donadas a los hospitales, pero vendidas al público para poder continuar pagando a los empleados que quedan. Sin embargo tanto Ebay, como Amazon y Facebook han cancelado su cuenta de ventas.

«EBay cerró nuestra página por completo, citando que estaba en contra de su política de crisis», dijo McCabe.

«Realmente creo que entiendo de dónde vienen, la necesidad de proteger al consumidor, de las estafas», dijo McCabe.

McCabe agregó que si bien las empresas más grandes pueden detener o cambiar la producción y seguir pagando a todos sus trabajadores, las pequeñas empresas como la suya no tienen la misma capacidad.

«Es imposible en este momento», dijo. «Literalmente necesitamos cubrir nuestra renta y cubrir nuestra nómina para salvar empleos».

Por ahora, la compañía planea mantener sus puertas abiertas y continuar pagando a los trabajadores para que fabriquen y distribuyan los protectores faciales durante el mayor tiempo posible.

«No es ciencia espacial, pero es algo que podría ayudar a mi negocio, ayudar a mis empleados y ayudar a combatir el virus, y por eso creo que es tan importante», dijo McCabe.

Faulkner Plastics dijo que tiene los suministros para producir miles de protectores faciales por semana.

Mientras tanto, la compañía ha enviado mensajes a Amazon y Facebook para que eliminen sus bloqueos.