Centro Comercial Palco

Una cubana desesperada por conseguir productos que escasean en Cuba se dirigió a la tienda Palco de La Habana de donde fue expulsada por el director porque solo se permiten diplomáticos extranjeros.


«En el día de hoy acompañé a una amiga a una tienda ubicada en la cercanía de mi casa y cuando fui a entrar me preguntaron si yo era cubana, al contestar que sí era cubana, me dijeron que en esa tienda solo podían entrar los diplomáticos. Contesté que solo acompañaba a mi amiga, pero que no iba a comprar nada. Los trabajadores trataron de explicarme muy apenados, pero fue entonces cuando apareció el director general del Centro Comercial Palco y me informó que el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno (Rodríguez Parrilla) había dado esa orientación» relató en redes sociales la cubana identificada como Malinalli García.

«Se me apretó el pecho ante tal acto de discriminación por parte de este director que al igual que yo es cubano y se dignaba usando una guayabera blanca» relató la joven.

«Traté de controlarme y me retiré al carro de mi amiga, quien, aunque no es cubana, estaba tan o más insultada que yo ante tanta discriminación por parte de este director. La actitud de ese señor fue tan desagradable y despreciable que si yo fuera su superior lo expulsaría inmediatamente, una persona como esa, con tan poco tacto, con cero delicadeza, no puede ser director ni de un timbiriche de la esquina» continuó contando su experiencia.

En Cuba los casos de discriminación del gobierno contra los propios cubanos son comunes. No tan lejos están los tiempos en que los cubanos no podían entrar a hoteles o adquirir ciertos productos (Algunos de ellos todavía prohibidos).