Los cinturones de seguridad pueden salvar vidas, pero un nuevo informe revela que mucha gente elige no usarlos cuando van en el asiento trasero de los vehículos.

Un nuevo informe del Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) descubrió que mientras que el 91 % de la gente siempre usa un cinturón de seguridad en la parte delantera, sólo el 72 % lo usa en el asiento trasero. Ese número cae al 57 % cuando se conduce en taxis y servicios como Uber y Lyft.

El piloto de Uber, Dustin Goodsell, dijo que la mayoría de la gente a menudo no se abrocha el cinturón en viajes cortos.

Los expertos dicen que montar con el cinturón de seguridad desabrochado no sólo pone en riesgo al asiento trasero sino también a los pasajeros en el frente.


En las pruebas, el IIHS encontró que una persona desabrochada en la parte trasera del auto fue lanzada contra el conductor durante un accidente.

«Sabemos que los conductores tienen el doble de probabilidades de sufrir lesiones fatales cuando el pasajero de detrás de ellos no tiene cinturón», dijo Jessica Jermakin, coautora del informe.

Sólo 29 estados en el país tienen leyes que requieren que la gente en el asiento trasero usen el cinturón de seguridad.

(Con información de CBS4)