Expertos en seguridad afirman que la zonas públicas de los aeropuertos son las más vulnerables ante ataques de cualquier tipo, siendo la de recogida de equipaje “el blanco más fácil” para un tirador.

Según un reportaje de la agencia AP, varios expertos lamentan que las áreas públicas de los aeropuertos en Estados Unidos se encuentren tan propensas a ataques como el ocurrido el pasado viernes en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood en Florida.

En específico, la zona de reclamo de maletas, que sigue siendo una de las más vulnerables, ya que la seguridad es menor y una gran cantidad de gente entra y sale de ellas rápidamente.

«Lo que salió mal ayer (…) es que la zona de reclamo de equipajes es el más fácil de los blancos. Es decir, es más difícil entrar en una escuela primaria que en la recogida de equipajes de un aeropuerto», dijo Chris Grollnek, un exagente especializado en asuntos de seguridad.

De acuerdo con Grollnek y otros expertos, la única forma de evitar estos ataques es asegurarse de que las armas no llegan a manos de gente errónea y animar a la población a alertar a las autoridades si creen que un familiar o amigo actúa de forma errática.


Florida es uno de los seis estados que restringe la presencia de armas de fuego en los aeropuertos, que son zonas «libres de armas», igual que las escuelas y las reuniones de gobierno.