Tras el descenso paulatino del precio de la gasolina en los últimos días, el sur de la Florida podría denotar unos valores más cercanos a los dos dólares por galón en los próximos meses.

Según un informe de American Automobile Association (AAA), que vela por el alza y la caída de los precios del carburante en nuestro estado, la disminución estable de 0.5 a 1 centavo por día podría continuar.

“La falta de confidencia en la extracción del crudo ha conllevado a la bajada del precio”, señaló el portavoz de AAA, Mark Jenkins.

Y añadió: “El precio medio reportado por el índice de Texas WTI llegó a su cifra más baja desde noviembre, cuando la OPEP anunció un acuerdo para disminuir la producción (para elevar el precio), que se ha visto opacada por el aumento de las operaciones en los Estados Unidos, Canadá, Nigeria y Libia”.


Asimismo, AAA informa que el mercado de la gasolina al por mayor ha sido “golpeado” producto del alza de la producción en las refinerías y una demanda menor a la esperada, lo cual ha conllevado a una baja del precio cercana al 20% en relación al mes de abril.

Si esta situación continúa, como esperan muchos estudiosos de la materia, el precio de la gasolina podía bajar a $2.20 por galón en las próximas dos semanas e incluso más, hasta acercarse a los dos dólares durante el verano.