Un ex oficial del Departamento de Policía de Boynton Beach fue sentenciado a 30 meses de prisión por posesión de pornografía infantil, anunció el jueves el fiscal federal para el Distrito Sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan, en un comunicado de prensa.


Gabriel Albala, de 45 años de Margate, se declaró culpable de poseer pornografía infantil el 17 de enero. Después de su arresto fue despedido de su puesto en el departamento policial.

Su sentencia además incluye cinco años de libertad supervisada después de su condena en prisión, y debe registrarse como delincuente sexual.

Los fiscales dijeron que las imágenes pornográficas incluían niños menores de 12 años que participaban en actos sexuales.

El arresto de Albala se produjo luego de arrestar a un hombre que vendía pronografía en la internet y luego de encontrar transacciones financieras en su computadora que llevaron a Albala.


En la vivienda de Albala se encontró material pornográfico, entre ello múltiples imágenes de niños involucrados en actividades sexuales, dijeron los fiscales.

Las autoridades dijeron que también se encontró pornografía infantil en el teléfono celular de Albala.