El gobierno cubano ya tiene programada una nueva construcción en la estructura donde se encuentra el icónico cine teatro cubano Payret.

Los planes incluyen, a grandes rasgos, un nuevo hotel de lujo para abastecer la demanda turística en la zona.

Ante especulaciones de que el cine sería demolido para dar espacio a un proyecto de GAESA y el Ministerio del Turismo, Eusebio Leal hizo declaraciones al diario LaJiribilla para “dejar claro” que el Payret, aunque ya cerrado desde 2008, no está en peligro de ser demolido debido a su valor patrimonial.

Leal asegura que como otros proyectos de GAESA y el Ministerio del Turismo siempre se vela por las estructuras patrimoniales del país, y este no es un caso menos.

“Con el Payret —asegura Leal—, se ha cometido en estos días un acto de mala fe continuada que desconoce, en primer lugar, la atención recibida por ese coliseo a lo largo del período revolucionario, época en la que se han emprendido dos restauraciones muy costosas, una en 1969 y la otra en 1981. Se desconoce y manipula además la responsabilidad asumida durante muchos años por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, que ha llevado a cabo numerosos proyectos de inversión, con absoluto respeto por el valor patrimonial de cuanta edificación se ha intervenido y que ha sabido asumir con responsabilidad y rigor cada una de las decisiones tomadas. Hay en este sentido una amplia relación de trabajo con el Ministerio del Turismo y con el Grupo Empresarial GAESA,  siempre sobre la base del respeto mutuo y la observancia de las regulaciones vigentes para el trabajo con edificaciones de valor patrimonial. De esta práctica de trabajo conjunto han nacido varias de las obras que hoy prestigian nuestro Centro Histórico.

“Sobre el hotel Payret, que efectivamente se construirá en esa manzana, declaro que ello no afectará en absoluto la integridad del cine-teatro, más bien contribuirá a su restauración y reapertura como lo que siempre ha sido, una institución de servicio público. El Payret seguirá siendo un cine para los cubanos y sus precios máximos no excederán el valor que se abona hoy por acceder a instalaciones similares como los teatros Martí y Nacional de Cuba —concluyó—”.

En la manzana, delimitada por las calles San José, Teniente Rey, Zulueta y Paseo del Prado donde se encuentra el cine, también está la sala polivalente Kid Chocolate.