Una joven de 18 años de edad que el pasado viernes arrojo en un contenedor de basura a su bebe recién nacido, puede ser condenada hasta con 15 años de cárcel; los hechos ocurrieron en la ciudad de Hobbs, en Nuevo México, en Estados Unidos.


Una cámara de seguridad muestra el estremecedor momento en que la joven se baja de un vehículo color blanco lanzando una bolsa negra a un contenedor de basura, como si se tratara de una rutina diaria.

El contenedor de basura se encontraba detrás de un centro comercial, horas después llegaron tres personas que se pusieron a registrar el contenedor con la intención de encontrar algún objeto de utilidad cuando encontraron al bebe.

Las personas explican a las autoridades que sintieron un ligero llanto que salía de la bolsa negra y pensaron que podía tratarse de una mascota, pero para su sorpresa descubrieron que se trataba de un bebe abandonado hasta con cordón umbilical.

La mujer del grupo fue la que lo sacó de la bolsa cargándolo e inmediatamente llamaron al 911 para dar el parte.

El bebe recibió atención médica, siendo diagnosticado de hipotermia, hubo que ponerle oxígeno y transfusión de sangre, hasta ahora mantiene sus signos vitales estables.


Alexis Ávila es el nombre de la joven que arrojó a su bebe a la basura, una vez detenida explicó a los detectives que fue el 6 de enero cuando fue al médico por un dolor abdominal que supo que estaba embarazada y que dio pario al bebe en el baño de la casa de sus padres.

Agrega Alexis que meses atrás de saber que estaba embarazada rompió relación con su pareja, padre del bebe, provocándole pánico la noticia del embarazo. A pesar de que en el registro de la casa de sus padres se encontraron prendas ensangrentadas, la abuela del bebe manifestó que desconocía que su hija estuviera embarazada.

 Después de pagar una fianza de $10 mil dólares la acusada fue puesta en libertad en espera del juicio.

La noticia se ha hecho viral en los medios de comunicación en el mundo  por el estremecedor impacto que ha causado el caso.

Las autoridades estadounidenses explican e insisten que para aquellos padres con intenciones de abandonar a su recién nacido, está la Caja de refugio seguro para bebes (The Safe Haven Baby Box) que dentro de los 45 días de nacido el bebe pueden colocarlo ahí sin ningún tipo de consecuencias.