elecciones-en-eeuu-2016-2151686w640

Según informó el Nuevo Herald, estadounidenses de raza negra y de origen latino han acudido masivamente a las urnas en las elecciones presidenciales, algo preocupante para el aspirante republicano Donald Trump.


El magnate neoyorquino de 70 años le dijo al electorado afroestadounidense que “no tiene nada que perder” con él y ha afirmado que los hispanos “aman” sus ideas. Pero un abrumador voto de esas minorías solo puede favorecer a su rival Hillary Clinton, según las encuestas.

En Florida (sureste), la participación en las urnas de los hispanos (565,000) habría duplicado a la de 2012 en la votación anticipada, según los análisis de politólogos y de una firma especializada que usa bases de datos sobre votantes, Catalist, citada por CNN.

En Nevada, donde el 17,2% de los votantes son hispanos, los medios locales reportaron largas filas de espera en los sectores latinos de Las Vegas, lo que el director de campaña de Clinton, Robby Mook, calificó el sábado de números “excepcionales”.

Se espera que se decanten por Clinton, especialmente porque Trump ha acusado a los inmigrantes mexicanos indocumentados de violadores y narcotraficantes, y prometió construir un muro y expulsar a los 11 millones de personas que viven clandestinamente en Estados Unidos.


Según una encuesta de PRC divulgada el 11 de octubre, cerca de seis de cada diez latinos registrados para votar en el país (58%) están a favor de Clinton, mientras apenas el 19% apoya a Trump.