Un abogado buscado en la muerte a tiros de su novia dentro de su hogar en el norte de Nueva Jersey el mes pasado ha sido capturado en Cuba.

James Ray III fue traído de regreso a Nueva Jersey, gracias a la «cooperación y coordinación extraordinarias» entre los socios encargados de hacer cumplir la ley, incluido el Departamento de Seguridad Nacional, el FBI, el ICE y la Embajada de los Estados Unidos en La Habana según Theodore Stephens, fiscal del caso.

«Se dice que después de que el Sr. Ray mató a la Sra. Bledsoe, dejó al niño con un miembro de la familia y luego huyó», dijo Stephens.

James Ray III cruzó la frontera con México y de ahí tomo un vuelo hacia La Habana donde fue arrestado por las autoridades.


La muerte de Bledsoe sacudió al afluente y bucólico vecindario de Upper Montclair y su círculo de amigos que recuerdan a Bledsoe como una exitosa mujer de negocios y una madre amorosa.

La historia de Ray se vio empañada por juicios y acusaciones de conducta sexual inapropiada y su familia y la de Bledsoe no siempre fueron pacíficas, según los registros judiciales y policiales.

Ray fue llevado a la cárcel del condado de Essex el martes, según muestran los registros, y se espera que comparezca ante el tribunal el 13 de noviembre.