La administración del presidente Donald Trump suspende todos los vuelos chárter a Cuba, excepto La Habana, y limita el número de vuelos al aeropuerto Internacional José Martí.

El Departamento de Estado de EE. UU. emitió una declaración el viernes anunciando la decisión.


«La acción de hoy restringirá aún más la capacidad del régimen cubano de obtener ingresos, que utiliza para financiar su represión en curso contra el pueblo cubano y su apoyo desmesurado al dictador Nicolás Maduro en Venezuela», dijo el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo en un comunicado.

En el comunicado oficial se lee:

«Hoy, a petición mía, el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) suspendió hasta nuevo aviso todos los vuelos chárter públicos entre los Estados Unidos y destinos cubanos que no sean el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. Nueve aeropuertos cubanos que actualmente reciben vuelos charter públicos de EE. UU. se verán afectados».


«Los operadores de vuelos chárter públicos tendrán un período de liquidación de 60 días para descontinuar todos los vuelos afectados. Además, a petición mía, DOT impondrá un límite apropiado en el número de vuelos charter públicos permitidos al Aeropuerto Internacional José Martí. DOT emitirá una orden en un futuro próximo proponiendo procedimientos para implementar el límite».