El gobierno de Estados Unidos podría revisar hasta 5 años de actividad en las redes sociales para otorgar una visa según dejo saber el Departamento de Estado en un comunicado.

Los solicitantes tendrían que revelar dónde han trabajado y a dónde han viajado en los últimos 15 años. Tendrían que dar sus direcciones de correo electrónico, números de teléfono y apodos que han usado en las redes sociales los últimos cinco años, además de los nombres y fechas de nacimiento de todos sus hermanos, hijos, y cónyuges actuales y pasados.

Los solicitantes sin embargo no estarán obligados a entregar sus contraseñas.

Actualmente, a los solicitantes de visa sólo se les pide la información de empleo y de viajes de los últimos cinco años, y no se les pregunta nada sobre sus hermanos.