El gobierno de Estados Unidos ha deportado más de 20 cubanos en el 2017 después del fin de la política de pies secos pies mojados.

Según datos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por su sigla en inglés) la cifra de cubanos deportados sobrepasa los 20, aunque la cifra no es alta, se trata de algo nuevo para los cubanos en Estados Unidos.

La cifra de balseros cubanos interceptados en el mar ha disminuido prácticamente a cero desde principios de año.