British Airways. Foto: Captura de pantalla Youtube / Liao Fukang

Estados Unidos requerirá que los pasajeros de aerolíneas de Gran Bretaña obtengan una prueba COVID-19 negativa antes de su vuelo, anunciaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el jueves por la noche.

Estados Unidos es el último país en anunciar nuevas restricciones de viaje debido a una nueva variante del coronavirus que se está propagando en Gran Bretaña y otros lugares.


Los pasajeros de aerolíneas del Reino Unido deberán obtener pruebas negativas de COVID-19 dentro de los tres días posteriores a su viaje y proporcionar los resultados a la aerolínea, dijeron los CDC en un comunicado. La agencia dijo que la orden se firmará el viernes y entrará en vigencia el lunes.

«Si un pasajero elige no tomar una prueba, la aerolínea debe negarle el embarque», dijo el CDC en su comunicado.

La agencia dijo que debido a las restricciones de viaje vigentes desde marzo, los viajes aéreos a Estados Unidos desde el Reino Unido ya se han reducido en un 90%.

El fin de semana pasado, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que la nueva variante del coronavirus parecía extenderse más fácilmente que las anteriores y se estaba moviendo rápidamente por Inglaterra. Pero Johnson enfatizó que «no hay evidencia que sugiera que sea más letal o cause una enfermedad más grave», o que las vacunas serán menos efectivas contra ella.


Desde que se diera a conocer la noticia, múltiples países implementaron medidas con el propósito de restringir la entrada de británicos.