Portaaviones de Estados Unidos. Foto: Pixabay

El USS Abraham Lincoln y su escolta de cruceros y destructores comenzaron sus ejercicios navales. Según el sitio oficial de la embarcación, su objetivo es certificar la capacidad de combate de la flota y antes del inicio de una misión, cuyo destino final es desconocido.

La Armada de los Estados Unidos ha desplegado un Grupo de Ataque con Portaaviones (CSG) en el Océano Atlántico y en la costa de Florida en medio de la crisis política en Venezuela, un país dividido entre el gobierno del régimen de Nicolás Maduro y el La oposición de Juan Guaidó, recientemente proclamado presidente interino.

Una flota compuesta por el portaaviones USS Abrahm Lincoln (CVN-72), un crucero de misiles y cuatro destructores, así como una fragata de la Armada Española invitada a participar, iniciaron el 25 de enero los ejercicios COMPTUEX, diseñados para preparar el entrenamiento previo. a un despliegue militar reportó Maritime Herald.

El presidente Trump y varios altos oficiales han asegurado que en el caso de Venezuela todas las opciones están sobre la mesa incluida la militar. El próximo día 23 se pretende entrar a Venezuela con ayuda humanitaria y se ha advertido que no dejar entrar el cargamento tendrá consecuencias.