El gobierno de Estados Unidos y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos comenzó a pedir a los viajeros que den acceso a sus cuentas de redes sociales de manera voluntaria a la hora de entrar al país según reporto The Hill.

Los viajeros deberán entregar el acceso a redes sociales como Twitter y Facebook a la hora de solicitar la visa, la medida no es de cumplimiento obligatorio, pero podría ayudar en el proceso según dicen las autoridades.

La medida ha tenido críticas sustanciales de grupos como la Asociación de Internet, que representa a Google, Facebook y Twitter, así como de American Civil Liberties (ACLU) y de la Electronic Frontier Foundation (EFF).

“Este programa invadiría la privacidad individual y pondría en peligro la libertad de expresión, al tiempo que es ineficaz y prohibitivamente costoso de implementar y mantener”, escribieron el EFF y la ACLU junto con otros 26 grupos en agosto.

La agencia defiende que ayudará a detectar amenazas potenciales a la seguridad nacional y ha recalcado que es sólo opcional.