La administración de Trump comenzará a enviar a algunos solicitantes de asilo en la frontera sur de regreso a México el viernes, según un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional.


Algunas personas que llegan al puerto de entrada de San Ysidro, al sur de San Diego, desde hoy viernes, recibirán notificaciones para comparecer ante el tribunal en los EE. UU. y se les pedirá que permanezcan en México hasta entonces.

Fuera de sus comparecencias ante el tribunal, las personas que lleguen sin la documentación adecuada permanecerán en México mientras duren los procedimientos de inmigración conforme a esta política.

Un funcionario del DHS dijo que la política se aplica a los migrantes principalmente de países centroamericanos reportó CNN.

Aquellos que tienen un «temor fundado» de quedarse en México, los menores no acompañados y ciertas poblaciones vulnerables podrán ingresar a los Estados Unidos para sus procedimientos de inmigración.


a Oficina de Inmigración y Aduanas de los EE. UU será responsable de transportar a los solicitantes de asilo desde y hacia los puertos de entrada de los EE. UU. Para su comparecencia ante el tribunal, dijo la fuente. No se espera que las primeras audiencias tengan lugar inmediatamente.