Nelva Ismarays Ortega Tamayo- Foto de Facebook

La esposa de José Daniel Ferrer, líder miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Nelva Ismarays Ortega Tamayo denunció en su cuenta de Facebook que ya cumplen 95 días del aislamiento en una celda de castigo del opositor cubano.


Ferrer, quien está privado de libertad desde que fuese arrestado el 1 de octubre por el régimen comunistas, se encuentra actualmente en la prisión de Aguadores en Santiago de Cuba.

Su esposa denunció recientemente en un extenso escrito que ya suman «95 largos, crueles y degradantes días» en aislamiento y que no se le está brindando la atención médica adecuada.

Ortega también denunció las arbitrariedades en el caso contra su marido, habiendo pasado más de dos meses sin recibir respuesta de la apelación entregada el pasado 18 de octubre por la negativa dada al Habeas Corpus presentado en su defensa.

A continuación reproducimos el texto íntegro de la denuncia de Nelva Ismarays Ortega Tamayo .


En el día de ayer 3 de enero del 2020, después de dos meses y 16 días, fui a exigir el documento con la respuesta a la apelación entregada el pasado 18 de octubre por la negativa dada al Habeas corpus que presenté a favor de mi esposo José Daniel García Ferrer líder de la Unión Patriótica de Cuba #UNPACU y promotor de #CubaDecide encarcelado injustamente desde el 1 de octubre del pasado año. Documento que debían habérmelo dado en un término de no más de 1 mes y que en el mismo que me entregaron, después de más de 1 hora esperándolo, tiene la fecha del 18 de noviembre. Ahora me surgen tres preguntas:
– Por qué no notificarme cómo estaba previsto cuando salió el documento?
– Por qué durante este tiempo me negaron un documento que le tenían diciéndome que mi esposo ya le tenía en su poder?
– Por qué la tardanza en el día de ayer con un documento que ya desde hacía más de 2 meses debía estar listo?

Como ya nos lo imaginábamos nuevamente le dieron a no a lugar.
No hay dudas que este proceso es una de las miles de arbitrariedades de esta dictadura comunista contra el caso de mi esposo y los tres detenidos con él.
Preocupante es un papel en blanco que me dió a firmar la Secretaria que me a atendido veces anteriores, al poner el cuño de allí, diciendo que era el acta de entrega del mismo que le escribirían luego. Cualquier cosa que mi firma tenga un camino equivocado desde aquí estoy denunciándolo. Se me fue entregado, reitero, el día de ayer 3 de enero del 2020 con fecha del 18 de noviembre del 2019, nuevamente bajo negativa y el segundo Habeas corpus dirigido al dictador Raúl Castro aún sin respuesta.

Hoy mi esposo cumplió 95 largos, crueles y degradantes días de este arbitrario encarcelamiento aislado y en celda de castigo de la prisión de Aguadores en condiciones inhumanas bajo amenazas de que tendrá que cumplir con la larga condena impuesta con la Primavera Negra del 2003, semidesnudo, sin alimentación y atención médica adecuadas, sin sus pertenencias personales pues hasta para cambiarse el calzoncillo debe pedirlo. Solo en la noche un colchón sucio con mucho hedor al igual que la sábana y un pedazo de toalla carentes de limpieza. Está a expensas de no solo adquirir un Zika o Dengue (por estar semidesnudo y la gran cantidad de mosquitos que hay allí) sino de cualquier enfermedad respiratoria por la humedad, descompensación de sus patologías (sobretodo de su Gastritis Crónica), Micosis como la que presenta entre sus miembros inferiores (por la suciedad de que tiene la toalla que se pasa por el cuerpo y el colchón sobre el que duerme), como a posible envenenamiento, intoxicación y reacción adversa a medicamentos.

Me refiero a estas 3 últimas por el hecho de que al no tener sus pertenencias personales que incluyen sus alimentos es muy fácil introducirle cualquier cosa incluso veneno o sustancias químicas y tóxicas en ellos y provocarle lentamente una intoxicación y hasta una posible muerte. Lo mismo pasa con la administración de sus medicamentos, hasta el día en que le vimos 27 de diciembre del pasado año no le estaban dando sus antiácidos por lo que presentaba fuerte acidez, sin embargo le estaban dando Nutriforte (vitamina) con cambio de coloración ( vencida) sabiendo que puede provocarle entre sus reacciones adversas Rash cutáneo, vómitos y náuseas.
Cómo bien decía una de las miles de arbitrariedades del caso de mi esposo y de los otros tres activistas detenidos con él: Roilán Zárraga Ferrer, Fernando Gonzalez Vaillant y José Pupo Chaveco. Así mismo ocurre y ha ocurrido durante estos años los casos de nuestros presos políticos.
Digamos BASTA y exijamos la libertad de todos nuestros presos políticos y la del pueblo cubano.

Hago responsable al dictador Raúl Castro y a su títere Díaz Canel donde la integridad física y psicológica de mi esposo José Daniel Ferrer García.
Libertadddddddd inmediata!!!!