Los residentes de Florida Keys quieren recuperarse lo más pronto posible tras el paso del huracán Irma.


Las máquinas pesadas volvieron el martes por la tarde, despejando montones de exceso de escombros que ha dejado a tantos barrios alrededor de Key West sintiéndose aislados.

«Esto es increíble», dijo Lillian Anderson, residente de esa área. «Ellos tienen en la otra calle – tienen como siete camiones esperando para ser cargado, realmente lo están haciendo en serio».

Las escuelas de Florida Keys empezarán a reabrirse la próxima semana.




Los vuelos comerciales a Key West se reanudarán el miércoles.



Una semana después del paso del huracán Irma, las señales del impacto se mantienen en casi todos los rincones. Por la carretera en Big Pine Key, la devastación es aparentemente interminable.
Las viviendas fueron arrancadas por la tormenta y grandes botes fueron arrojados a un lado.

Muchas personas perdieron todo lo que poseen, como Nick Harding, cuya propiedad fue inundada por oleadas de tormenta.

«Tenía 18 pulgadas de agua dentro de la casa», dijo.

Sin embargo el espíritu de reconstrucción que tienen los residentes de Florida Keys hace que esta sea su meta principal.