7-represion-simpatizante-del-gobierno


La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), anunció hoy en Miami la creación de una base de datos de represores cubanos. La misma tiene el objetivo de ser compartida con otros gobiernos, especialmente el de Estados Unidos.

El director de la FHRC, Juan Antonio Blanco, dijo que la iniciativa está dirigida al «cuerpo represivo cubano» y es una oportunidad para que sus oficiales «se arrepientan a tiempo» y así contrarrestar el aumento de esta violencia contra los opositores en Cuba.

Blanco señaló que hay una arremetida contra la oposición causada tanto por la crisis social y económica, como por el «éxodo creciente», entre otros factores y expresó que no se trata de una cacería de brujas ni mucho menos de venganza, sino que el proyecto es una forma «de contribuir para detener esta locura a tiempo».

El activista explicó que el proyecto apoya una iniciativa a cargo de un grupo de abogados en Miami, liderados por Wilfredo Allen, que hace cuatro años recolecta información de estos abusadores.


Ahora, esta base de datos de fotos, videos, nombres de opresores y otra información será ampliada a través de organizaciones del exilio en Miami y de la oposición en Cuba, y también de particulares que quieran aportar evidencia.

Blanco indicó que ellos solo recolectarán la información, y la misma será constatada por expertos en derechos humanos de organizaciones como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) entre muchos otros grupos civiles expertos en la materia.

El opositor, afirma muy optimista que esta información, servirá especialmente a las autoridades de seguridad y migratorias de Estados Unidos, para casos en los que estos abusadores quieran gozar de estos beneficios de inmigración, entre ellos la Ley de Ajuste Cubano.