El pasado 19 de septiembre, los funcionarios del Departamento de Salud de Florida informaron a la ciudad de Miami que estaban realizando una importante investigación de salud pública relacionada con la población sin hogar y la transmisión de ciertas enfermedades como la Hepatitis C y el VIH. Con la investigación las autoridades decidieron cerrar las vías bajo el elevado del Dolphin Expressway y la 2 avenida en el área de Miami Overtown.

Cerca de la zona barricada por las autoridades se encuentran cinco escuelas que se han puesto en estado de alerta luego que en una de ellas un concerje encontrara al menos dos agujas desechadas en terreno escolar, según informó The Miami Herald. Sucedió en la Academia iPrep, la escuela de tecnología en Biscayne Boulevard y la calle 15 del noreste.

Las otras 4 escuelas en relativa cercanía al área barricada son Frederick Douglass Elementary, Phillis Wheatley, y más lejos, Paul Laurence Dunbar K-8 Center y Booker T. Washington High.

Se enviaron avisos a los padres en esas escuelas, alentando a los estudiantes y las familias a permanecer vigilantes e inmediatamente reportar actividades sospechosas o merodear a los administradores escolares. Carvalho, superintendente del condado, ordenó a la policía escolar aumentar las patrullas en los edificios escolares y realizar inspecciones en todo el perímetro para recoger cualquier parafernalia antes de que lleguen los estudiantes.


iPrep también ha visto un aumento de personas vagabundas en la parte posterior de la escuela cerca de un patio de recreo. Las señales de «No merodear» fueron instaladas recientemente.

Pero Carvalho dice que la falta de vivienda no es el problema, ya que las personas sin hogar han estado alrededor de iPrep desde que abrió sus puertas hace nueve años. «Nunca encontraste agujas u otros desechos alrededor de iPrep», dijo.

«No recuerdo que en esta área haya lidiado con una situación como esta», continuó Carvalho. «No es sorprendente. De repente, la crisis de los opioides es real y no es una crisis que esté afectando solo a la América rural o urbana. Es bastante universal y ubicuo. Y creo que está invadiendo áreas donde se brindan servicios para niños, como las escuelas «.