Guillermo «Coco» Fariñas

Ayer martes en la tarde la Seguridad del Estado detuvo al opositor cubano Guillermo «Coco» Fariñas, cuando se dirigía a la Embajada de España en La Habana, según el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), que exige su inmediata liberación, se desconoce el paradero del reconocido disidente, informa Diario de Cuba.


Fariñas de 58 años fue abordado por los oficiales de la SE, cuando iba rumbo a una cita de visado para viajar a España y Bruselas, por invitación del OCDH.

El comunicado del grupo con sede en Madrid detalla que el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, sería recibido por eurodiputados de diferentes partidos del arco parlamentario en Bruselas.

El disidente también tenía previsto entrevistarse con el representante del Servicio de Acción Exterior Europeo, Javier Niño. Asimismo iba a participar en un evento del Subcomité de Derechos Humanos de la Unión Europea.

La organización pidió al Parlamento Europeo y a la Comisión Europea condenar el atropello del régimen, y recordó que el Gobierno cubano «debe dejar de utilizar las instituciones internacionales como teatro de operaciones de sus políticas injerencistas».


«La Habana tiene que cesar sus actuaciones represivas, y las democracias del mundo no pueden permanecer indiferentes ante las constantes agresiones contra la oposición pacífica cubana», añadió el Observatorio.

Un alto oficial del Ministerio del Interior (MININT) advirtió a Fariñas en noviembre de 2019, un mes después del encarcelamiento del líder opositor José Daniel Ferrer, que debía abandonar el país y exiliarse, ya que se arriesgaba a ir preso como el coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Fariñas es el coordinador general del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), el OCDH recuerda que ahora él y Ferrer, es decir dos de los más destacados disidentes de la Isla, están tras las rejas.