0000722726


En los primeros 18 días del mes de octubre, el flujo migratorio de cubanos intentando ingresar a Estados Unidos por mar fue de 433 personas, según dijo a Martí Noticias una portavoz de la Guardia Costera estadounidense.

La cifra, -que incluye a los interceptados, los que pisaron suelo estadounidense y los que fueron persuadidos a retornar al lugar de partida-, representa un incremento del 48% con respecto al año 2015.

La portavoz de la Guardia Costera, Marilyn Fajardo, explicó que el organismo está preocupado por la avalancha de cubanos intentando llegar a Estados Unidos.

«Alarmante siempre es cuando sabemos que hay migrantes saliendo en precarias embarcaciones, en una época en que se forman peligrosos huracanes», expresó Fajardo.

«Seguimos patrullando el Estrecho de la Florida y el Caribe para evitar la muerte de migrantes», agregó.


La cifra llega en medio de un operativo de la Guardia Costera este martes, que realiza un despliegue por aire y mar en la búsqueda de un balsero cubano que se separó del grupo de 12 personas con las que viajó desde Cuba hasta los Cayos de Florida.

Los otros once ocupantes de la balsa que fueron descubiertos por la Guardia Costera en el Cayo Big Pine informaron a los guardacostas de la ausencia de uno de los integrantes del grupo.

El organismo dijo en un comunicado que los doce cubanos salieron de Cuba el pasado jueves y llegaron a los Cayos el pasado sábado. Uno de los balseros se separó del grupo justo después de que descendieran de la balsa para alcanzar el cayo.

El número de cubanos que intentaron llegar o llegaron ilegalmente a Estados Unidos por vía marítima fue de 7.411, lo que representa un aumento de 65% en relación con el ciclo anterior, cuando se contabilizaron 4.473.

Estados Unidos, cuyo actual gobierno avanza en el proceso de normalización con el Gobierno comunista de la isla, ha dicho que la política migratoria hacia Cuba no está en discusión.

Ambos países continúan sin grandes avances en su diálogo sobre temas migratorios.