140925152008_clima_katrina_624x351_ap


Según reportó EFE, el paso de 15 intensos huracanes y tormentas por Cuba, en lo que va del siglo XXI, dejó un historial devastador de 40 muertos, pérdidas por unos 26.000 millones de dólares y casi 1,5 millones de viviendas dañadas.

Huracanes como Michelle, Isidore, Lili y Charley, abrieron una brecha destructiva a su paso que afectó gran parte del territorio nacional provocando numerosas muertes y millones de personas damnificadas.

El último huracán de gran magnitud que pasó por Cuba fue el desastroso Sandy, que en la madrugada del 25 de octubre de 2012 atravesó las provincias de Santiago de Cuba y Holguín, con fuertes vientos de fuerza dos, con un saldo de 11 muertes, miles de derrumbes parciales y totales, pérdidas a la agricultura y cuantiosos daños económicos de los que aún quedan huellas.

Ahora, el huracán Matthew se acerca a la zona oriental del país con categoría cuatro. El propio Raúl Castro se ha desplazado a Santiago de Cuba para supervisar las labores de prevención ante la fuerza del huracán. Están en alerta, además, Guantánamo, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey.

Estados Unidos ha evacuado al personal no imprescindible en su base naval de Guantánamo.


La Unión de Ferrocarriles anunció la suspensión, a partir de este domingo, de los trenes que cubren el trayecto entre La Habana y las provincias de Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo.

Las autoridades de la aviación civil dispusieron la cancelación de vuelos nacionales hacia las provincias declaradas en alerta.

También cancelaron los vuelos a Puerto Príncipe, Santo Domingo, Martinica, Guadalupe y Caracas.