Cubanos en Miami viajan a Cuba. Foto: Cuba en Miami

El 31 de diciembre está previsto terminar la libre importación de medicamentos, alimentos y artículos de aseo personal, sin límites de peso ni pago de aranceles a Cuba.


En el mes de julio el primer ministro Manuel Marrero Cruz, junto al presidente Miguel Diaz-Canel, anunciaron ante las cámaras de la tv cubana:

«Esta es una medida que estamos tomando hasta el 31 de diciembre, después haremos una valoración”.

Se acordó:

“autorizar excepcionalmente y con carácter temporal, la importación por la vía del pasajero, es decir del equipaje acompañante en el viaje, los alimentos, aseos y medicamentos sin límite de valor de importación y libre de pago de aranceles”.

Esta medida fue tomada a pocos días de las protestas ocurridas a lo largo de la Isla el 11J, con la intención emergente del gobierno de Cuba de controlar las insatisfacciones del pueblo por la falta de abastecimientos de toda índole.


Anteriormente, en redes sociales activistas fuera de la Isla han estado solicitando crear un corredor humanitario para ayudar al pueblo cubano ante tanta escasez, siendo al inicio rechazada y cuestionada por el gobierno cubano y por los medios oficialistas.

Los viajeros que entran por los aeropuertos de Varadero y Cayo Coco no aplican para la exención, sólo podrán entrar una maleta de equipaje, teniendo en cuenta las limitaciones que implica la pandemia.

Recientemente Aduana de Cuba insistió que los artículos que no formen parte de la exención no podrán venir mezclados como es el caso de los zapatos, y ropa, aclara también que los que sí entran dentro de la exención de aranceles y peso si se pueden mezclar entre sí en el equipaje, siendo estos libre de costo.