Una empresa de tecnología con sede en Wisconsin está ofreciendo implantar microchips a sus empleados, permitiéndoles abrir puertas, conectarse a sus computadoras y comprar bocadillos de la sala de descanso con un simple golpe de la mano, según informó The Associated Press.


La compañía Three Market Square, espera que alrededor de 50 de sus empleados se beneficien con el implante. El dispositivo es del tamaño de un grano de arroz y va debajo de la piel, entre el dedo pulgar y el índice.

El consejero delegado Todd Westby espera que la tecnología de chips se utilice en el futuro en viajes aéreos, transporte público y ventas.

(Con información de The Associated Press)