Los permisos para discapacitados están destinados a hacer que el estacionamiento sea más accesible para las personas que realmente lo necesitan. Pero Local 10 News recibió aviso sobre algunos empleados del Condado de Miami-Dade que supuestamente se han aprovechado del sistema.

Las Noticias del Local 10 observaron un automóvil tras otro a lo largo de la Avenida 13 del Noroeste, frente a la Oficina del Fiscal del Estado, mostrando permisos para discapacitados, lo que permite a una persona estacionarse en un lugar medido sin pagar. La mayoría de los autos que mostraban los permisos pertenecían a oficiales de correcciones que trabajaban en el Centro de Detención Previo al Juicio.

Viteri envió la información del permiso al Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida que supervisa el programa. En un comunicado, el Director Adjunto de Comunicaciones, Alexis Bakofsky, dijo a Local 10 News:

«Al revisar la información recibida, el departamento canceló tres permisos de estacionamiento para discapacitados: dos pertenecientes a personas fallecidas y otro expedido por una autoridad médica certificadora que rechazó firmar el permiso».


Bakofsky también dijo que al menos otro permiso estaba vencido. Es posible que se utilicen aún más permisos de manera fraudulenta, pero debido a las leyes de privacidad, el estado no pudo proporcionar los nombres de los legítimos titulares de los permisos.

«¿Es este tu permiso de estacionamiento para discapacitados?» Viteri le preguntó a un oficial usando un permiso cancelado. «Es el carro de mi esposo» respondió la mujer antes de cerrar la puerta y salir.

«Nadie quiere ser etiquetado como discapacitado, pero todos quieren usar nuestro permiso de estacionamiento», dijo Tatiana Ribeiro, quien trabaja con el Center for Independent Living South Florida.

Ribeiro aboga por otros con discapacidades y conoce los desafíos de primera mano.

«Tuve un accidente automovilístico cuando tenía dieciséis años y tengo una lesión en la médula espinal».

Ribeiro usa una silla de ruedas y dijo que ella también ha luchado para encontrar un estacionamiento accesible cerca del juzgado cuando la llamaron para un jurado.

«Realmente necesitas estacionar y simplemente no puedes», dijo, y agregó que «puede ser muy frustrante».

Daniel Junior, el director del Departamento de Correccionales y Rehabilitación de Miami-Dade, rechazó una entrevista con la cámara, pero dijo que los empleados tienen estacionamiento disponible cerca del palacio de justicia por un precio de alrededor de $ 60 por mes.

Además, el personal puede estacionar en el Centro de Detención para Mujeres, que según él se encuentra a menos de una milla de forma gratuita y tomar un servicio de transporte al Palacio de Justicia o al Centro de Detención Previo al Juicio.

En una declaración, Junior escribió:

«La fuerza laboral del Departamento de Correccionales y Rehabilitación de Miami-Dade (MDCR) está compuesta por profesionales dedicados al servicio, la integridad y el orgullo que brindan custodia segura.

«MDCR espera que sus empleados cumplan con las leyes locales, estatales y federales, y no aprueba el uso ilegal de los permisos de estacionamiento para discapacitados. Como tal, MDCR llevará a cabo una investigación exhaustiva de estas acusaciones y responsabilizará a todos los infractores. MDCR tiene cero tolerancia para indebido y mal uso de permisos de estacionamiento para discapacitados. Continuaremos responsabilizando a todos los infractores «.

Junior envió un memo a todo el personal el 26 de octubre, instándolos a cumplir con la ley.

Ribeiro dijo que cualquiera que abusara del sistema debería ser responsabilizado.

«Si no refuerzas el sistema, ¿sabes quién lo hará?»

Ella dijo que eso incluye a los correccionales oficiales.

«Falta de respeto por los demás», dijo. «Y si tienes una falta de respeto, ¿realmente deberías estar en esa posición? Sabes, ¿deberías estar corrigiendo a alguien?»

El Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida alentó a cualquier persona que sepa que un permiso se está usando de manera indebida a comunicarse con la policía local.