as autoridades respondieron a un tiroteo que tuvo lugar cerca de un Burger King en el noroeste de Miami-Dade que, según los testigos, fue causado por un empleado del restaurante de comida rápida.


El incidente ocurrió poco después de las 4 p.m. del jueves, alrededor de la cuadra 4700 de la calle 167 del noroeste.

Según la policía, todo comenzó con un desacuerdo entre un empleado y un patrón. Fue entonces cuando la empleada sacó un arma y comenzó a disparar.

La empleada salió corriendo del restaurante, subió a su auto y salió disparando a otro vehículo que pasaba.

Los testigos dijeron que escucharon cuatro o cinco disparos.