Un vídeo completo del intercambio entre una empleada cubana de Taco Bell en Hialeah y una clienta identificada como Alexandria Montgomery sigue dando de qué hablar.

En el vídeo completo se puede ver a la empleada que responde en español a las preguntas que hace Montgomery e incluso alguna frase le dice en inglés.

En un momento en que se acera otra empleada a tratar de ayudar, la cubana confiesa que si entiende pero que no quiere darle el servicio.


La clienta reclamo que la empleada debe conocer el menú y los productos y que no es justo que le niegue el servicio, aunque no entienda inglés.

Al parecer el incidente va más allá de poderse comunicar en una lengua u otra.

Montgomery asegura que fue víctima de racismo y está evaluando presentar una demanda.