Celebró el Zoológico Nacional de Cuba el nacimiento de un tigre de Bengala, especie en peligro de extinción, algo difícil de lograr en cautiverio.

Aún sin nombre el felino nació de dos hermanos, Fiona y Garfield, que llegaron a esa institución en el 2018, según dijo la agencia EFE.


La médico en veterinaria del zoológico, Rachel Ortiz, informó que el recién nacido está en incubadora:

“Ya cuando el animal ve más interés por el ambiente, que ya se nos hace imposible que esté controlado, se pasa para un recinto donde tiene un ambiente controlado mediante calefactores”

Agrega la especialista que al principio fue alimentado con biberones de un preparado lácteo como sustituto de la leche materna, y a las dos semanas de nacido se le agregó un batido de pollo y luego carne de caballo.

A los tigres de Bengala también se les conoce como tigre indio, siendo la subespecie de tigre más numerosa del mundo, habitan en las regiones de Nepal, La India, Bangladesh, Birmania, Tíbet y Bután. Vive en diversidad de hábitats, en los que se incluyen bosques tropicales y subtropicales, así como sabanas.

Internautas preocupados con la llegada del cachorro dejaron sus recomendaciones:


“El nombre es lo de menos, lo importante es que lo alimenten y cuiden bien. Cuanto más crezca más carne consumirá y en Cuba no sobra la carne precisamente”, “El Zoológico de La Habana debería estar en la mira de las organizaciones internacionales de defensa de derechos de los animales. Por favor. Pobrecitos todos esos animales, los monos viviendo en cubículos de cemento de centímetros, por Dios”