Durante décadas, el Seaquarium de Miami ha alegado que su tanque en el que habita la orca Lolita (Tokitae) reúne los estándares de espacio federales. Así lo corroboran las cartas de los funcionarios del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS), una división del USDA.


Pero los activistas de los animales han argumentado desde hace mucho tiempo que el tanque de Lolita no cumple los estándares mínimos de espacio debido a una barrera de concreto en el centro de la piscina que se utiliza como una «isla de trabajo» para los entrenadores.

Esa barrera no permite a Lolita nadar el doble de su longitud en una dirección, lo que los activistas reclamaron fue requerido en la Ley de Bienestar Animal.

Ahora el USDA está reconsiderando su juicio. Según PETA, la agencia recientemente revisó el caso y concluyó que el hogar de Lolita podría no cumplir con los requisitos de tamaño mínimo bajo la Ley Federal de Bienestar Animal. La decisión se debe en parte a la isla de trabajo de los entrenadores.

El inspector del USDA declaró: «Este recinto es esencialmente dos piscinas, en este escenario, la piscina más grande tendría sólo un MHD de 35 pies, lo que queda corto según los requisitos mínimos para una orca».


La investigación es sólo el último desarrollo en la larga batalla sobre la vida de Lolita. El año pasado, expertos en arquitectura dijeron que parecía que los requisitos mínimos de espacio no se cumplían después de todo.

Unos meses más tarde, la directora de la Comisión de Mamíferos Marinos (MMC), Rebecca Lent, anunció – aparentemente de acuerdo con activistas y expertos en diseño – que no hay espacio en la ley federal para permitir «obstrucciones» de concreto cuando se infringen los requisitos mínimos de espacio.

Luego de esta reciente inspección, el USDA podría examinar aún más el cumplimiento del tanque de Lolita, ahora con renovado entusiasmo a la luz del informe del inspector.

Tal vez Lolita será trasladada a un santuario donde tiene más espacio para nadar. Pero eso no es suficiente para compensar la tragedia: si las preocupaciones de los inspectores son ciertas, significa que la famosa orca ha estado nadando en un tanque ilegal durante unos 50 años.