El complejo de golf Trump National Doral en el sur de Florida ha despedido temporalmente a 560 trabajadores, informó la agencia de noticias Associated Press.


Un aviso que el Trump National Doral Miami presentó ante el Estado de Florida a fines del mes pasado informaba que se había visto obligado a detener sus negocios debido a la propagación del nuevo coronavirus.

El resort en el noroeste de Miami Dade ha estado cerrado desde mediados de marzo y se desconoce cuándo reanudará las operaciones regulares, escribió Al Linares, director de recursos humanos del resort, a funcionarios estatales y municipales.

Los trabajadores despedidos son en su mayoría trabajadores de alimentos y bebidas, asistentes de golf, amas de casa y botones. Ninguno de los trabajadores está sindicalizado.

Este es el hotel donde el presidente Trump tuvo la intención de celebrar la cumbre del Grupo de los Siete a inicios de año, pero no se le permitió.