Migrantes en México (foto del Papa Francisco de pixabay.com)

El sábado el Vaticano anunció que el Papa Francisco hacía una donación a México por valor de $500,000 dólares para ayudar con las necesidades básicas de los migrantes centroamericanos en el país azteca.


Los fondos serán distribuidos como parte de 27 proyectos en 16 diócesis mexicanas y congregaciones religiosas, según el comunicado del vaticano.

«Hombres y mujeres, a menudo con niños pequeños, huyen de la pobreza y la violencia, esperando un mejor futuro en los Estados Unidos. Sin embargo, la frontera de los Estados Unidos sigue cerrada para ellos», dijo la organización benéfica del Papa.

Suman alrededor de 75,000 los migrantes, en su mayoría centroamericanos, que en el 2018 se trasladaron a México «sin poder ingresar a los Estados Unidos, sin hogar ni medios de subsistencia», dijo el Vaticano.

La ayuda llega en un momento crucial en que los medios de emergencia han disminuido y por consiguiente la ayuda a los migrantes. La Iglesia Católica los alberga pero los recursos para tantos miles son limitados.


En discursos, y en un importante documento de enseñanza, el Papa Francisco ha pedido un enfoque compasivo de la migración. El Papa ha sido abierto sobre su opinión tolerante ante la migración, y ha criticado abiertamente las políticas de línea dura hacia la misma.