El monopolio de comunicaciones de Cuba, ETECSA, vende solo en La Habana, 300 mil tarjetas de Internet al mes.

Según los directivos de ETECSA están trabajando para aumentar el ancho de banda en la isla en especial en los puntos de más tráfico en la capital.

Los funcionarios continúan asegurando que el acceso a Internet es una de sus prioridades, pero a la misma vez bloquean sitios y cobran cifras absurdas explotando la necesidad de los cubanos de comunicarse y estar conectado.