Ortelio Cárdenas, mejor conocido por Miami, el mundo, y el ex presidente Barack Obama, como El Mago de Las Fritas, regresó a su cafetería Flagami para trabajar la semana pasada tras someterse a una cirugía de bypass doble hace dos meses.

Pero no ha sido para cocinar. Al parecer el experimentado cocinero está entrando en un papel como un embajador de la frita, dejando poco a poco sus años de trabajo en la cocina atrás.

De hecho, su familia en los últimos dos años ha intentado lentamente sacar al obsesionado Mago de Las Fritas de 78 años de edad de las tareas más laboriosas de la cafetería a medida que envejece.

«Trato de explicarle por lo que necesita preocuparse es cuando estas personas de China y Japón y Suecia y Suiza y Iowa y California vienen él debe interactuar con ellos», dice el yerno de Cárdenas y director de marketing del restaurante, Barry Hennessey.


Todavía puede encontrar a El Mago en su tienda por un par de horas e incluso el sábado donde todavía hay una gran olla de aceite burbujeando friendo delicias lentamente.

(Con información de New Times)