_82950024_hi026822197


John Hinckley Jr., el hombre que trató de matar a Ronald Reagan en 1981, podrá salir de su hospital psiquiátrico y vivir a tiempo completo en Virginia, según determinó un juez.

El juez Paul L. Friedman, afirma que Hinckley ya está listo para reincorporarse a la sociedad, otorgándole permiso permanente por convalecencia a partir del 5 de agosto.

El fallo de Friedman se da más de 35 años después del fallido intento de asesinato contra el entonces presidente estadounidense, el 30 de marzo del 1981.

Los médicos desde hace tiempo opinan que Hinckley ya no se ha quejado de las dolencias psiquiátricas que lo llevaron a intentar matar a Reagan frente a un hotel de Washington. Lo hizo porque ansiaba impresionar a la actriz Jodie Foster.

La salida de Hinckley del Hospital St. Elizabeths en Washington se prepara desde hace más de una década. A fines del 2003, el juez le permitió realizar visitas de un día a sus padres en un suburbio de la capital estadounidense.


Hinckley ha manifestado que desea «hacer cosasa» y además, que quiere «adaptarse» y ser «un buen ciudadano».