El gobierno cubano está pidiendo a sus ciudadanos donaciones en materia de efectivo ya sea en moneda nacional o en pesos convertibles que pueden ser depositados en diversas cuentas bancarias habilitadas en todo el país recientemente para este propósito.


Así lo dio a conocer el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández durante una reunión oficial de altos miembros del partido, compartió la prensa oficial.

De acuerdo a la iniciativa presentada por Gil Fernández las cuentas de banco quedarán establecidas en cada provincia para recibir las «donaciones en efectivo, en CUP o en CUC, de las personas naturales que lo deseen hacer ante la situación creada en el país por la pandemia».

Según el ministro de Economía y Planificación, «esos recursos se van a utilizar por las instancias territoriales para el desarrollo de la producción de alimentos».

La situación con la alimentación en Cuba es crítica en tiempos de normalidad pero con la pandemia se ha extremado el desabastecimiento y los cubanos recurren a colas multitudinarias que en ocasiones terminan en peleas.


Con limitados ingresos el gobierno recurre a la población que gana unos salarios miserables pero sobrevive en muchas ocasiones de remesas que a pesar del Covid-19 continúan entrando al país.

No es la primera vez que el Gobierno recurre a sus ciudadanos. Lo hizo ya en el 2017 tras el devastador paso del huracán Irma y en febrero de 2019 tras el tornado que acabó con zonas de La Habana.