El reconocido diseñador estadounidense Calvin Klein vendió su mansión en Miami Beach, Florida, por la suma de 13 millones de dólares, tres menos que su oferta inicial en 2015.

Edificada en 1929, en la Bahía Vizcaíno, la propiedad de casi seis mil pies cuadrados, tiene cinco dormitorios, siete baños, piscina, dos garajes y un muelle para yates.

Con anterioridad, Klein había dicho que no vendería la casa a «cualquiera», sino a alguien que apreciara la estética.
El icono de la moda, de 74 años, también posee propiedades en su ciudad natal, Nueva York.