Estados Unidos urgió este martes al Gobierno cubano a respetar los derechos humanos de sus ciudadanos, tras el violento arresto de un opositor que se manifestó con la bandera norteamericana frente al desfile del 1 de Mayo en La Habana.

Una declaración de la Cancillería estadounidense refiere que EE.UU. está al tanto del arresto del disidente, identificado como Daniel Llorente Miranda.

«Estamos conscientes de que un manifestante que ondeaba la bandera de Estados Unidos fue detenido el día del desfile del 1 de Mayo en La Habana. Exigimos al Gobierno que respete los derechos humanos de los ciudadanos en la isla, incluyendo la libertad de expresión», dijo el vocero para América Latina del Departamento de Estado, Joseph Crook.

El periódico oficial Granma, que no suele informar sobre acciones disidentes, aludió el martes al caso de Llorente. En una nota que titularon “¿Monólogo anexionista o reafirmación de millones?”.


El artículo indica que se trata de “un cubano desvinculado laboralmente, que en el año 2002 fue sancionado a cinco años de prisión por un delito de robo con fuerza, y en este momento se encuentra pendiente de juicio por un delito de receptación agravada”.

El 14 de agosto de 2015, durante la apertura de la Embajada de EEUU en La Habana, el opositor fue fotografiado frente a la sede diplomática con una bandera estadounidense sobre los hombros.

En esa ocasión, Llorente celebró el restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana, y manifestó sus esperanzas de que el acercamiento entre ambas naciones fuera en beneficio del pueblo cubano.

El 22 de marzo de 2016, durante la visita a Cuba del entonces presidente de EEUU Barack Obama, Llorente acudió a la embajada estadounidense en La Habana para manifestar su apoyo al mandatario. En esa ocasión vestía la camiseta negra con la bandera cubana, e iba envuelto en una enorme bandera estadounidense, igual que este 1 de mayo en la Plaza José Martí.

(Con información de Martí Noticias)