El Departamento de Justicia nombró al exdirector del FBI, Robert Mueller, como asesor especial para supervisar la investigación federal sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, incluida la posible connivencia entre los asociados de la campaña del presidente Donald Trump y los funcionarios rusos, reporta CNN.


El vice Fiscal Rod Rosenstein hizo el nombramiento, mientras que el fiscal general Jeff Sessions se rehusó a participar en cualquier participación en la investigación de Rusia debido a su papel como un destacado asesor de campaña y sustituto.

Como abogado especial, Mueller está «autorizado a procesar los delitos federales que surgen de la investigación de estos asuntos», de acuerdo con la orden del Departamento de Justicia firmada por Rosenstein.

El nombramiento de Mueller apunta a calmar la ola de críticas que Trump y su administración han enfrentado desde que el presidente despidió al director del FBI, James Comey, la semana pasada, en medio de la intensa investigación del FBI sobre los contactos entre los miembros de la campaña Trump y los funcionarios rusos.

En un comunicado, Trump dijo que una investigación confirmará que «no hubo colusión» entre su campaña y Rusia.


«Como he dicho muchas veces, una investigación minuciosa confirmará lo que ya sabemos, no hubo relación entre mi campaña y alguna entidad extranjera. Espero que este asunto concluya rápidamente. Mientras tanto, nunca dejaré de luchar por las personas y los asuntos que más importan para el futuro de nuestro país», dijo Trump.

En una breve declaración, Mueller dijo: «Acepto esta responsabilidad y la descargaré lo mejor que pueda».