Aunque la actual selección del Miami Heat cuenta con jugadores como Goran Dragic, Dion Waiters y Hassan Whitesite, quienes han traído múltiples victorias a casa, su presidente, Pat Riley, podría considerar la posibilidad de traer de vuelta a Dwyane Wade, una de las figuras más respetadas del baloncesto.

Según reseña el diario El Nuevo Herald, “El Padrino” no se conforma con que su equipo llegue a los playoffs, quiere tener a un grupo grande que pelee en la cancha, enfrente a los Cavaliers y salga airoso, por eso, tiene en la mira a Wade, quien no está muy contento en Chicago y podría pasar a cobrar el salario de Chris Bosch, si su presencia se vuelve innecesaria en el Heat como señalan los rumores.

Después de la victoria obtenida ante Atlanta (116-93), el Heat extendió a 9 sus victorias y este sábado podrán sumarle otro punto si logran vencer a los Sixers en el American Airlines Arena, luego de ser derrotados por el equipo de Filadelfia en el primer juego entre sendas selecciones en Wells Fargo Center.

La llegada de Wade sería clave para el equipo y también para la ciudad, que estaría dispuesta a recibir a su hijo pródigo.