El grupo Suizo Kempinski que opera el Gran Hotel Manzana Kempinski en La Habana, anunció ayer sus planes de futuras inversiones en la industria hotelera de la isla. El grupo tiene especial interés en ampliar las mismas hacia las zonas playeras del país.


Durante las celebraciones del primer aniversario del Hotel Manzana Kempinski, el gerente general, Xavier Destribats, dijo que estos proyectos futuros del grupo tendrían lugar en colaboración conjunta con la empresa estatal cubana Gaviota.

«Hemos apostado por Cuba y vamos a seguir creciendo con Gaviota con un segundo hotel y quizás un tercero», declaró Destribats.

Destribats se mostró muy complacido con los resultados del hotel durante su primer año. El mismo comenzó operaciones el 8 de junio del 2017 y desde entonces ha tenido una excelente recepción turística procedentes de países como Francia, Australia, Alemania, España, el Reino Unido, China y hasta Rusia.