Francisco Gonzalez, dueño Gonzalez Auto Center en Homestead, donde la policia encontró a la joven que escapó de un centro de inmigrantes en Miami está recibiendo amenazas de muerte.


“Voy a poner una bomba en tu edificio. Encontraré a tu familia y espero que mueras “, dijo una persona que llamó al local según reportó El Nuevo Herald.

“Así que esta es la dirección de la cobarde lame botas de m… que llamó a la policía por una niña inmigrante que escapó de un campo de concentración” escribieron en las redes sociales.

“Todo el mundo piensa que yo llamé a la policía para que se llevara a la niña”, dijo el lunes González. “Eso no es cierto. La gente del refugio llamó al 911. La policía ya estaba buscando en el área y entró directamente a la tienda. Ahora mi anciana madre tuvo que irse de su casa, y tengo que andar en público con gafas de sol y portar un arma de fuego” dijo el hombre preocupado.

La joven llevaba tres semanas en el centro de detención en Homestead y segun trabajadores del taller dijo que “Tenía mucho miedo. Dijo que era de Honduras, y que no tenía familia”.


“Ella le dijo a los agentes de policía que por favor no la tocasen”, dijo González. “Un policía habló con ella en español y la trató como a un ser humano, como a su hija. Él le dijo, ‘Mama, tienes que volver’ y luego le puso las esposas como a un ser humano normal, no como a un criminal”.

El detective de la Policía de Homestead Fernando Morales dijo que el Estatuto del Estado de Florida 787.03 obliga a cualquier persona con conocimiento de una situación similar a cooperar con la policía.

“Si alguien conocía el paradero de la niña, y no se lo decía a la policía, o le mentía a las autoridades, esa persona estaba sujeta al arresto y podía ser acusada de obstrucción a la custodia de menores”, dijo Morales.