La Dra. Deborah Birx, coordinadora de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijo el martes que planea retirarse, pero que está dispuesta a ayudar primero al equipo del presidente electo Joe Biden con su respuesta al coronavirus según sea necesario.

Birx, en una entrevista con el sitio de noticias Newsy, no dio un cronograma específico sobre sus planes.


«Seré útil en cualquier función en la que la gente crea que puedo ayudar, y luego me retiraré», dijo Birx al medio de comunicación.

Los planes de renuncia de Birx llega poco después de que fuese fuertemente criticada en la prensa por acudir a una de sus propiedades durante Thanksgiving y se reuniera con algunos familiares.

Birx viajó cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades instaban a los estadounidenses a que renunciaran a los viajes de vacaciones.

Birx reconoció en un comunicado el domingo que fue a su propiedad de Delaware y estuvo acompañada de familiares. Insistió en que el propósito de la visita de aproximadamente 50 horas era lidiar con la preparación para el invierno de la propiedad antes de una posible venta, algo que dice que anteriormente no había tenido tiempo de hacer debido a su apretada agenda.


«No fui a Delaware con el propósito de celebrar el Día de Acción de Gracias», dijo Birx en su declaración, y agregó que su familia compartió una comida mientras estaba en Delaware.

En la entrevista a Newsy Birx reconoció que el escrutinio que ha recibido en su trabajo tras su viaje de Thanksgiving ha sido «un poco abrumador». También que ha afectado a su familia, quienes no escogieron su línea de trabajo.

El CDC ha pedido a los estadounidenses que no viajen durante las vacaciones y desalienta la actividad en interiores que involucre a miembros de diferentes hogares. “Las personas que no viven actualmente en su unidad de vivienda, como los estudiantes universitarios que regresan de la escuela durante las vacaciones, deben considerarse parte de diferentes hogares”, aconsejan.