Médicos cubanos en Andorra- Foto Diario de Andorra

Dos médicos cubanos, un doctor y una enfermera, han desertado del grupo de profesionales enviado a Andorra a combatir la pandemia de Covid-19.


La información fue compartida por el diario local Diari d’Andorra, el cual informó que los supervisores de la brigada cubana detectaron el sábado pasado que faltaban dos personas del grupo enviado desde La Habana.

Del total de 39 especialistas cubanos enviados el pasado 29 de marzo a Andorra, solo quedan 37.

El grupo se encargaba de apoyar al Servicio Andorrano de Atención Sanitaria (SAAS) ante el avance del coronavirus en la región, informó el diario.

Los cubanos, que buscarán asilo político en España, se desempeñaron como especialistas en medicina interna y en la unidad de cuidados intensivos en El Cedre, un centro sociosanitario en el que habitualmente residen personas mayores o con discapacidades.


El trabajo de los especialistas cubanos en Andorra debe finalizar este mes, debido a la disminución de los pacientes hospitalizados ya una vez avanzada la pandemia.

Hasta ahora se desconocen mayores detalles sobre esta fuga.

Se desconoce también la cifra pactada por el gobierno de Andorra con La Habana por el servicio de estos profesionales. Los partidos políticos en Andorra han pedido copia de los contratos pero esta información no se ha dado a conocer.

Hasta el momento el régimen de la isla mantiene a profesionales cubanos cumpliendo llamadas «misiones» en más de 50 países.

Cuando un médico cubano «deserta», es penalizado. Por ocho años o incluso más, no puede retornar a Cuba. El sueldo que habría acumulado por su trabajo es robado por la dictadura y ni los familiares tienen acceso a él.