Dos peloteros del equipo juvenil cubano de béisbol dejaron a la selección del país mientras participaban en un torneo contra los equipos de la Junior League de Québec, en Canadá, reporta un rotativo de la ciudad.


El paradero de los jóvenes, quienes fueron vistos por última vez en la noche del lunes, se desconoce, aunque » se sospecha que ambos han dejado el equipo para no volver a vivir en Cuba», asegura Le Journal de Québec.

La prensa canadiense asegura que las autoridades «ya habían anticipado la posibilidad de que un jugador pudiera escaparse, y se habían puesto en marcha varias medidas de vigilancia y seguridad: por ejemplo, los jugadores tenían prohibido ir solos al vestuario».

Aunque ningún medio ha revelado los nombres, la publicación especializada Play-Off-Magazine afirmó que podría tratarse del receptor villaclareño Pablo Enrique González, y del infielder de Artemisa, Yorkislandy Álvarez y podría haber una tercera persona implicada.