Dos de las personas heridas en ese accidente de helicóptero en Miami Beach el sábado permanecen hospitalizadas.

Morgan Geller, un abogado local, y Rachelle Arkin se encuentran hospitalizados en el Jackson Memorial Hospital tras el accidente.

El piloto Robert Arkin, esposo de Rachelle, fue dado de alta del hospital el domingo.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está a cargo de la investigación para determinar por qué el helicóptero se cayó en el mar a pocos metros de los bañistas.

Lanchas de la policía en Miami Beach