El doctor Eduardo Cardet y el ingeniero en Explotación del Transporte Carlos Alberto González continúan en cárceles cubanas tras haberse negado en el 2016 a cumplir el duelo establecido por la muerte de Fidel Castro, según reporta Martí Noticias.


Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano de Liberación salía de su casa el 30 de noviembre del 2016 en el poblado de Velazco, en Holguín, cuando la policía lo acusó de atentado a la autoridad y lo recluyó en la Prisión Provincial. Actualmente enfrenta una pena de tres años.

Después de la muerte de Castro, Cardet dijo a una emisora española de radio que el dictador era “controvertido, sumamente odiado y rechazado por el pueblo cubano”.

Cardet ya ha cumplido parte de su sanción, y según las leyes cubanas podría ser transferido a una prisión de mínima severidad, pero le han negado esa posibilidad.

Por su parte, González en cuanto supo del fallecimiento de Castro salió a las calles de Camajuaní, en Villa Clara con carteles que decían ¡Abajo Fidel!, acto por el que recibió dos años de prisión “en un juicio sumario el día 4 de diciembre”.